• Beatriz Cantú

Una marca de amor propio


Mucho me he puesto a pensar sobre qué escribir y ayer hice un video en vivo en Facebook para preguntarles temas para el Blog. Una de ustedes me pidió que contara alguna experiencia que haya tenido en las sesiones y se me vino a la mente una en particular.

Como en muchas ocasiones, fui a CDMX a realizar sesiones. Siempre les pido a mis clientas que me manden un mensaje cuando estén en el lobby y así yo bajo por ellas y subimos a la habitación donde se realizará la sesión. Bajo por la nueva clienta y era una mujer alta, delgada, rubia, bastante guapa, me recordó a una prima en particular a la cual aprecio mucho.

Llegamos y cuando se quita la chamarra, me hizo recordar cuando trabaja en American Express y tenía que usar vestimenta semi casual, usaba polo... y en mi mente vino la vida corporativa. Le pregunto a que se dedica.. y si... mujer corporativa. En mi cabeza rápidamente vinieron momentos que me gustaron de ese tipo de vida pero que la verdad, no volvería por nada del mundo.

Como todas las clientas que vienen a mi, sola empezó a contarme su historia. Unos años atrás le detectaron cancer, y si mi mente no me falla... fue curiosa la manera en que supo de su enfermedad. Terminó con una pareja y se empezó a sentir mal, asi que creía que era por la ruptura. Empezó a tener mal aliento y otros síntomas asi que decidió mejor ir con el doctor, pensando en una gastritis y no... era cancer en el estómago. Le removieron obviamente el miembro afectado y entonces empezaron a salirle manchas en la piel... había metástasis! Así que nuevamente operaciones... me dice.. me metieron tanta mano, hicieron tantas operaciones que pensé en operarme el busto para darme un gusto.. así que se puso implantes. Ahorita esta en remisión y eso me dio muchísimo gusto!.. tanto que en el en vivo grite que estaba en remisión y ella también grito! Hubo muchos comentarios en ese en vivo de solidaridad y cariño.

Me contó que no pudo tener hijos por la enfermedad, pero que tiene una pareja maravillosa y muchos sobrinos que ama. Y me sentí feliz cuando me dijo que todas las mujeres deberían de regalarse una sesión conmigo en Boudoir.

Después reflexioné mucho al respecto, me di cuenta que doy por sentado muchas cosas que tengo y que no agradezco lo suficiente. Me dí cuenta que muchas veces me ahogo en un vaso de agua, sin percatarme que tengo más bendiciones de las que puedo contar. Pero lo principal que aprendí, es que una enfermedad no define quien eres. Una cicatriz no te hace menos sensual. Las adversidades pueden ayudarte a ser mas fuerte, mas libre, mas consciente y mas mujer.

Amo esta foto, es una de mis favoritas. Una marca que para muchas puede significar sentirse menos, en ella resalta su amor propio.

#cuidado #autoestima #fotografia #amabilidad #boudoir #cancer #fortaleza #experiencia #clientas

16 vistas

Entradas Recientes

Ver todo