• Beatriz Cantu

La importancia de la fotografía

Hoy baje a desayunar al restaurante del hotel, con dolor de cabeza y un poco cansada ya que ayer termine de realizar sesiones a las 9 de la noche aproximadamente. Pido mi café, para poder levantarme y como algo de fruta, reviso el portafolio de una fotógrafa a la cual hoy le daré mentorías, veo la agenda de las sesiones de hoy, todo mientras le doy un sorbo a mi deliciosa bebida y volteo a la mesa de enfrente: una familia... ambos padres y su hijo de unos 10 años y empiezo a extrañar a mi familia. La mamá saca el celular y empieza a tomarle fotos al papá y al hijo, después le da el celular al hombre y ahora ella posa con el pequeño. Le devuelve el cel y se dispone a enseñarle fotos al pequeño, explicándole quiénes eran sus tías, cómo le fue en el viaje a una prima y que la abuelita se realizó una selfie.

Recordé varias cosas, la primera: cuando me sentaba con mi mamá y le pedía que me dijera quiénes eran las personas en las fotografías de los albums que teníamos. Recuerdo que como buenos padres, había muchísimas de mi hermano, muchas de mi hermana y un poco menos mias jajaja (así pasa con los hijos, No se malviajen). Recuerdo repetir una y otra vez aquellas Páginas plastificadas memorizando los rostros .



Lo segundo que recordé, fue que ayer le hice una sesión a una mujer de 25 años y cuando le pregunté el porqué se hacía su sesión, dijo que era porque en unos años quería recordar cómo era su cuerpo. (la ame!!!!)


Lo tercero que recordé, fue a mis hijas emocionadas viendo un álbum que mande elaborar con las últimas vacaciones que tuve y como la menor “construyó” con sus muñecos un tipo cine donde con el libro les empezó a contar que hicimos y como se sintió.

La fotografía, de cualquier género debe de ser tratada con respeto, ya sea: paisaje, nocturna, sociales, retrato, boudoir, infantil, documental, deportiva, etc.


Cuando entiendes como fotógrafo que lo que realizas puede ayudar a que las personas vean una realidad y ésta puede provocar emociones y acciones eres más consciente de la importancia de hacerlo con respeto, empatía, amor y dedicación. No es solo luz y sombras, son pensamientos, alma y corazón

3 vistas